1 jun. 2011

Donkey business

El rodaje de esta otra miniatura tuvo lugar en Galicia ("Aviones", por cierto, se rodó en interiores naturales en Barcelona). Mientras "Aviones" fue una obra planificada a pesar de su absoluta sencillez, "Donkey business" es fruto de la improvisación. Y del orujo, todo hay que decirlo.

Estaba disfrutando de unos días de vacaciones en casa de unos amigos y habíamos pasado a visitar a unos familiares suyos. Acabábamos de hacer los honores a la estupenda gastronomía local y habíamos tomado unos orujos para facilitar la digestión. La tía de mis amigos nos ofreció un café y de repente alguien sacó de no sé dónde un burrito mecánico. Yo llevaba mi cámara de fotos digital y empecé a grabar pequeños vídeos del burrito trotando por la mesa camilla. La tía de mis amigos y unas amigas suyas estaban presentes (y de hecho aparecen en la película). A todos nos hacía mucha gracia el burrito y su trotecillo.

Días más tarde, de regreso a mi casa, comencé a editar las imágenes y a dotar de lógica narrativa lo que había grabado en Galicia. Y para mi sorpresa el tono de la historia adquirió tintes trágicos. Al menos todo lo trágico que puede llegar a ser el destino de un burrito mecánico. Como las grandes películas, "Donkey business" se creó en el montaje. Sólo en eso se parece a las grandes películas. En todo lo demás se parece exclusivamente a "Aviones", con la que forma una trilogía incompleta sobre los juguetes de cuerda. O así.

("Donkey business" está dedicada a Consu y Joan, a su tía y a sus amigas, a las que agradezco muy especialmente su presencia en la película)



video

1 comentario:

  1. Es evidente la continuidad con "Aviones", por más que en "Donkey Business" irrumpa la voluntad narrativa del autor. Yo la veo como una historia de amor imposible, muy a la francesa. Una trilogía impresionante, en cualquier caso.
    M

    ResponderEliminar